FELIZ NAVIDAD

Aquí tenéis el esperado y verdadero mensaje del Rey. El del Rey que nunca abdicará. El del Rey que nadie derrocará. El del Rey que no necesita palacios, reinos ni plebeyos. El del Rey que es inmortal. El del verdadero Rey.

Os dejo esta felicitación navideña, porque además de desear una Feliz Navidad, también me gustaría que fuera una Navidad feliz y en paz. Y sobre todo, que esta última palabra de únicamente tres letras, la recuperemos para nuestro vocabulario diario y no solo para estas fiestas.