CIEN PALABRAS Y UN SILENCIO

2013-11-15 11.40.30

La noche
quiere ser día en una espera callada
cuando el atardecer soñó el amanecer.

La oscuridad, silenciosa,
desea ser luz incandescente de la mañana
envuelta en los deseos que llevan a los sueños.

Y el calor,
entre sábanas ardientes de pasión,
se busca en el frío de un invierno añorado
para llegar a ti.

Las puertas fueron un día ventanas abiertas de par en par,
de una primavera perdida,
nostalgia de un otoño de recuerdos
que rozaron la frontera del olvido.

Y entre renglones de cuadernos abandonados
en cajones de madera
el grito de cien palabras se hicieron silencio.